Armar un mazo de cartas Guerra de las Epocas

La estrategia de sobrevivir

Llegar a pagar las cartas es la ultima parte. La primera es sobrevivir a tus elecciones.

Encrucijada Guerra de las Epocas es un juego donde los recursos son tan importantes como las cartas de ataque, la velocidad es tan importante como el poder y las combinaciones tan importantes como la simplicidad.

Cuando armas tu mazo de cartas tienes que tener en cuenta las siguientes reglas básicas:

  • El mazo puede estar compuesto de 40 a 60 cartas

  • Cada carta dentro del mazo puede repetirse hasta 5 veces, excepto aquellas cartas de   (oro) que solo puedes tener 1 de cada una con un máximo de 10 cartas de oro en total.

Estas dos reglas básicas rigen tus estrategias de armado.

Con la primera es bastante obvio:

La cantidad de cartas

Mientras más cartas más lento el juego pero muchas más tus opciones y variedad de tácticas posibles.

Mientras menos cartas más rápido accedes a cartas especificas y atacarás con mayor facilidad, pero menos posibilidades de adaptarte a una nueva táctica o defenderte contra un oponente que conoce tus cartas.

La relación y la cantidad de cada cartas

Debes saber que por cada carta que pongas con costo, debes tener las suficientes cartas para pagarla. En el ejemplo de la imagen necesita de 3 cartas para funcionar, pero, si empezamos con la Atempus de los Santos solo necesitaremos 2 cartas para hacerla funcionar.

La cantidad de cartas de Ataque que tengas no tiene nada que ver con la cantidad de Recursos que tengas, muchas veces podrás pagar cartas con efectos o tenerlas para una táctica de intimidación (es decir, no tener los recursos para usarla pero usarla esperando que el oponente no lo vea venir, o usarla en el pueblo para asustarlo).

Formas de repartir ataque y recursos

Una es armar pensando en descartar, cuando armes el mazo, solo mira si puedes pagar tus cartas, luego deberás estar muy atento a los efectos de cada carta por si estos requieren sacrificios (lo cual puede disminuir tus cartas de recursos o ataque) o si estas pensando en usar el pueblo como escudo de tu Atempus, en estos dos casos necesitarás muchos más recursos que Ataque.

La otra es armar pensando en el ataque, aquí te arriesgas a jugar con los recursos justos aumentando la cantidad de cartas de ataque que tengas en relación a los recursos. Este método requiere que tengas efectos y cartas de Defensa para evitar que tus recursos sean diezmados y reduciendo tus tropas.

Y finalmente, armar el mazo pensando en velocidad, para este tipo de mazo, los recursos son bastante abundantes pero dados por pocas cartas (es decir que las cartas dan mucho recursos pero son pocas) y se tienen muchas cartas sin costo.

Estas tres son básicas, por lo que puede armar el mazo mezclando estas 3 ideas.

Formas de repartir efectos

Algo muy importante es conocer tus cartas de punta a punta.

No solo dan recursos, no solo atacan. Todas tienen un efecto que cumplirá diferentes funciones acorde a tus estrategias o tácticas que necesites.

Los efectos no se usan siempre en la misma situación, el efecto que te ayuda a aumentar tu ataque a veces es el que aumenta el ataque al oponente para lograr un efecto que la destruya (como en el caso del furia que si llega a 25 muere)… Así que conocer cada efecto y sus diferentes posibles aplicaciones te dará la victoria asegurada, ya que el 90% del juego está en saber que hacer, cuando y con qué.

Es por eso, que cuando armes tu mazo, mezcles tus efectos con varias cartas y no solo con un único combo, la carta que te permite tomar una carta del mazo, puede servirte para conseguir más rapido una específica… o llenar tu mano para tener cartas para descartar, o acelerar el descarte de un oponente o pagar el costo de una carta que pide descarte de la mano o la mesa… Un mismo efecto tiene miles de usos.

Jugar

Lamento decirte, que en este juego la cantidad de cartas que tienes es la primera información que obtiene tu oponente de ti. Esto hace que sea más fácil leer tus estrategias.

La primera es sencilla, si tu oponente tiene pocas cartas en su mazo, es porque tiene cartas muy especificas para usar y la primera forma de ganarle es por descarte y la segunda es evitar que consiga lo que busca.

La segunda, si tiene muchas cartas, es porque tiene mucha variedad o apunta a pagar una carta muy alta. Si es por variedad, sus tácticas serán muy difíciles de armar y es más propenso a distraerse por lo tanto más fácil de engañar. Si tiene cartas muy costosas, entonces sus otras cartas de ataque tendrán una escalera fácil de detectar cuando arme sus ejércitos.

Así que no seas obvio al armar tu mazo, la inteligencia es la capacidad de adaptarte a cualquier situación y la primer situación que tienes al venir a este mundo es que todos están mirando cada paso que haces… así que busca crecer rápido o crecer sin que se den cuenta.

Luego de esto, todo depende de la partida, y la estrategia…

Ver estrategia en Guerra de las Epocas

Si quieres comprar un mazo recuerda al enviar el pedido aclarar cual de ellos quieres o cuales efectos necesitas que tenga.
Para ver la lista de cartas disponibles: http://www.heroesestudios.com/?p=92

[quickshop product=»Guerra de las Epocas»]

[quickshop product=»Guerra Armado»]


Vistas: 493

Comparte las aventuras!

Deja un comentario