Materializando la Idea

VIDEO 4 – MATERIALIZAR LA IDEA
Como una idea se puede convertir en algo real…
(a partir del minuto 8 son estrategias de juego)

Realización del video
ENTREVISTA a Emmanuel Rubio por Lic. Javier A. Herrera
CAMARA: Sebastián Bamonte
CATAMARCA 2011


Como materialicé finalmente todo el proyecto

«Soy diseñador gráfico, técnico en pc y diseñador Web. Tengo una impresora «común y silvestre». Busqué y generé mis propios recursos, empezando con esos inicios de una carta de papel común, hasta las de hoy, que son cartas plastificadas, recortadas y mejor presentadas.

Mis recursos y medios para producir, son normales, los busqué y los generé por mi propia cuenta. No me quedé esperando a que me llegaran, fui por ellos.

De estos ya más de 5 años con el proyecto, investigué y busque mucho. Probé varias superficies, me puse en contacto con mucha gente por internet para que me vendan diferentes tipos de papel para encontrar el que a mi me gustara, que me permitiera lo que yo quería.

Busqué y encontré muchos que eran muy costosos, así que seguí buscando, hasta que encontré uno que no era el mejor pero era bastante bueno y a un buen precio. Con este papel empecé imprimiendo las cartas.

Luego necesitaba las cajas, donde guardaría los mazos, y tuve que inventar mi propia caja, recortando y doblando papel una y otra vez, probando y pegando como japones jejeje… Hasta que conseguí armar una que era algo normal y que se veía como las más comunes.

Llegó el día en que me invitaron con el proyecto a Tucumán, era la primera vez que me invitaban a algún lugar a presentarlo. Y no podía ir con lo que tenía, quería hacer algo más presentable. Investigué y busqué hasta encontrar una imprenta que me ofreció imprimir por poca cantidad y poco costo. Pero sabía que era una inversión sin retorno, es decir, plata que tenía que prácticamente regalar. No era que podía imprimir toooodas las cartas, sino que solo 30 cartitas diferentes que se repetían muchas veces… Lo hice, pero no era muy inteligente volver a hacerlo, porque a eso tenía que sumarle el armar las cajas, editar las cartas y acomodarlas, y el costo se elevaba mucho.

Así que después del evento, investigué e investigué un poco más hasta que encontré un papel con mejor calidad más barato, pero sin brillo… ¿como le ponía brillo? investigué y encontré una plastificadora pequeña y económica… Pero, el papel nuevo era muy grueso… así que … INVESTIGANDO encontré un papel más fino y mucho más barato pero con la misma calidad de impresión, peeeero el papel con el plastificado que tenía lo dejaba muy fino aún, así que LE PUSE 2 PLASTIFICADOS. Y milagro!

Quedó casi idéntica a las que hacía en la imprenta a un costo muchísimo más bajo. Luego adquirí la la guillotina para las puntas redondeadas, que en relación de costo – visual (porque es re pequeña y es solo una trincheta grande) , era tonto.. pero el trabajo que realiza era perfecto.

Y así llegué a en mi casa, producir casi lo mismo que una imprenta, pero yo manejo las cantidades, los diseños y los cambios…

El truco fue, buscar, investigar y no quedarse con lo primero que me ofrecieron.

Un detalle a todo esto, es que estoy solo en la producción. En mi ciudad, no logré conseguir compañeros que me ayudaran a producir. Así que es algo particular, que con sudor y esfuerzo logro hacer..

 Los invito a participar, inventar y PREGUNTAR…


Vistas: 378

Comparte las aventuras!

Deja un comentario